Caso clínico – Injerto cutaneo en gato

Caso clínico – Injerto cutaneo en gato

Este mes os presentamos el caso de “Dorita”. Se trata de una gata comuna europea de dos años y medio. Acudió a nuestro Hospital con una lesión cutánea grave, con necrosis de una parte importante de la piel. En una primera intervención se intentó conseguir un cierre por primera intención del defecto cutáneo, pero la lesión era tan severa y el defecto cutáneo tan grande que la herida no se pudo cerrar completamente. En este punto se optó por realizar un injerto cutáneo procedente del propio paciente. El injerto fue un éxito y se implantó perfectamente. Dorita ya tiene piel sana y la lesión curada. Ahora solo falta que le salga pelo. Dorita ha sido una gatita muy fuerte y paciente, nos ha ayudado mucho para que todo haya ido tan bien.

Hospital Veterinari Balmes

Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les galetes. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca